4 Ahora pues, cuídate de no beber vino ni licor, y de no comer ninguna cosa inmunda.