17 Y mi alma ha sido privada de la paz, he olvidado la felicidad.