21 Restáuranos a ti, oh SEÑOR, y seremos restaurados; renueva nuestros días como antaño,