1 Hijo mío, si recibes mis palabras, y atesoras mis mandamientos dentro de ti,