1 El hombre que después de mucha reprensión endurece la cerviz, de repente será quebrantado sin remedio.