25 No se desvíe tu corazón hacia sus caminos, no te extravíes en sus sendas.