9 Porque el celo por tu casa me ha consumido, y los vituperios de los que te injurian han caído sobre mí.