13 Ciertamente en vano he guardado puro mi corazón y lavado mis manos en inocencia;