7 Mas el fin de todas las cosas se acerca; sed, pues, templados, y velad en oración