26 Y el joven Samuel iba creciendo, y estuvo bien delante de Dios y delante de los hombres