5 ¿No es éste David de quien cantaban en los corros, diciendo: Saúl hirió sus miles, y David sus diez miles