42 Subió el mar sobre Babilonia; de la multitud de sus ondas fue cubierta