17 y en mitad de la siesta se levantará bonanza; resplandecerás, y serás como la misma mañana