10 Sus hijos pobres andarán rogando; y sus manos devolverán lo que él robó