33 Si éste no fuera venido de Dios, no pudiera hacer nada