9 Pues lo que Dios juntó, no lo aparte el hombre