16 Para librarte de la mujer extraña, de la ajena que halaga con sus palabras