27 Comer mucha miel no es bueno; ni inquirir de su propia gloria es gloria