22 Las palabras del chismoso parecen blandas; mas ellas entran hasta lo secreto del vientre