18 A sus enemigos vestiré de confusión; y sobre él florecerá su corona