11 »Ahora, hijo mío, que el Señor
esté contigo y te dé éxito al seguir sus instrucciones en la edificación del templo del Señor
tu Dios.