31 Ayudaban con las ofrendas quemadas que se presentaban al Señor
cada día de descanso, en las celebraciones de luna nueva y en los demás festivales establecidos. Un número requerido de levitas servía en la presencia del Señor
siempre, siguiendo los procedimientos que se les había indicado.