22 El Señor
no abandonará a su pueblo, porque eso traería deshonra a su gran nombre. Pues le agradó al Señor
hacerlos su pueblo.