25 Pero ahora, por favor, perdona mi pecado y regresa conmigo para que pueda adorar al Señor
.