5 Pues sabemos que se hace aceptable
por la palabra de Dios y la oración.