3 Salomón también le envió el siguiente mensaje al rey Hiram
de Tiro:
«Envíame troncos de cedro como lo hiciste con mi padre David, cuando construía su palacio.