28 Entraron a Jerusalén al son de arpas, liras y trompetas, y se dirigieron al templo del Señor
.