30 Así que el reino de Josafat tuvo paz, porque su Dios le había dado descanso por todo el territorio.