12 Joás permaneció escondido en el templo de Dios durante seis años, mientras Atalía gobernaba el país.