29 Durante toda esa noche Abner y sus hombres retrocedieron por el Jordán.
Cruzaron el río Jordán y viajaron toda la mañana
sin detenerse hasta llegar a Mahanaim.