37 Así que todos en Judá y en Israel comprendieron que David no era responsable de la muerte de Abner.