8 En aquel día ni una sola persona sabia
quedará en toda la tierra de Edom
—dice el Señor
—.
Pues destruiré en las montañas de Edom
a todos los que tengan entendimiento.