11 Cuando el Señor
dé la orden,
las casas, tanto grandes como pequeñas, serán reducidas a escombros.