18 Recuerda siempre que fuiste esclavo en Egipto y que el Señor
tu Dios te rescató de la esclavitud. Es por eso que te doy este mandato.