15 Luego los querubines se elevaron. Eran los mismos seres vivientes que yo había visto junto al río Quebar.