21 Isaac rogó al Señor
a favor de su esposa, porque ella no podía tener hijos. El Señor
contestó la oración de Isaac, y Rebeca quedó embarazada de mellizos.