10 —¡No, mi señor! —exclamaron—. Sus siervos han venido simplemente a comprar alimento.