8 Aunque José reconoció a sus hermanos, ellos no lo reconocieron a él.