10 Las ciudades fortificadas quedarán en silencio y vacías,
las casas estarán abandonadas y las calles cubiertas de mala hierba.
Allí pastarán los terneros,
masticando ramas y tallos.