3 He tenido que soportar tus insultos,
pero ahora mi espíritu me mueve a responder.