25 Entonces su cuerpo se volverá tan sano como el de un niño,
fuerte y juvenil otra vez.