12 En verdad, Dios no hará el mal;
el Todopoderoso no torcerá la justicia.