23 Nadie puede indicarle lo que tiene que hacer,
ni decirle: “Has hecho mal”.