4 Entonces dije: “Oh Señor
, me has expulsado de tu presencia;
aun así volveré a mirar hacia tu santo templo”.