41 Así que corrieron la piedra a un lado. Entonces Jesús miró al cielo y dijo: