28 No matarás a una cría y a su madre en el mismo día, ya sea de la manada o del rebaño.