35 Jesús calma la tormenta
Al atardecer, Jesús dijo a sus discípulos: