7 También encontraron unos pescaditos, así que Jesús los bendijo y pidió a sus discípulos que los repartieran.