16 ¡Cuánto mejor es adquirir sabiduría que oro,
y el buen juicio que la plata!