18 El orgullo va delante de la destrucción,
y la arrogancia antes de la caída.